miércoles, 12 de noviembre de 2008

LOS RENEGADOS DE GOOGLE

cuil.com Todo ser engendra a su oposición, afirmaba el filósofo alemán Georg Hegel en el siglo XVIII, y varios ex ejecutivos de Google Inc. demuestran en pleno siglo XXI que la máxima aún tiene validez, ya que mientras trabajaban para esta compañía crearon un nuevo buscador de internet que espera hacerle sombra a la gran G.

En 2004, Anna Patterson desarrolló el más grande motor de búsqueda en internet hasta ese momento. Ni lento ni perezoso, el monstruo mundial del rubro, Google Inc., adquirió tanto los servicios de esta ingeniera oriunda de Chicago, Estados Unidos, como su flamante creación para optimizar su sistema de búsqueda.

Dos años más tarde, con una inversión inicial de 33 millones de dólares, Patterson, su marido y también ex empleado de Google, Tom Costello, y otros dos díscolos ex ingenieros de la compañía, Russell Power y Louis Monier, fundaron Cuil, un nuevo buscador de internet que pretende destronar al monopólico Google. Según Costello, a diferencia de Google que establece prioridad a las páginas en base a los enlaces entrantes (PageRank) y a los patrones de popularidad, el motor de Cuil (que en inglés se pronuncia “cul”) analiza los contenidos de las páginas web en cuanto a la relevancia que tienen con la búsqueda realizada.

La sobria página principal de Cuil.com, lanzada en agosto de 2008, muestra un fondo negro (cualquier relación con la blancura característica de Google queda en manos del lector), y la presuntuosa cifra de 121 millones de páginas de internet que abarcaría el buscador. Cantidad que, de ser así, triplicaría las indexadas por Google. Sin embargo, lamentablemente para los amantes del rigor periodístico, son todos números incomprobables.

Al realizar una búsqueda, el portal ofrece el novedoso método de desplegar los resultados en forma de columnas, con un párrafo explicativo y alguna foto o imagen del sitio. Un poco más dinámico que las someras listas que muestran Google, Yahoo! y Microsoft, los tres portales más importantes de búsquedas en la red, que según los últimos datos publicados acaparan el 62, 21 y 8.5 por ciento respectivamente de búsquedas realizadas en la red en EEUU.

Otra de las ventajas que promociona el nuevo buscador es que no intervendría en la privacidad de los usuarios ya que no almacena el historial de navegación como sí lo hace Google, sin embargo, aunque esto es usado como un arma de marketing, supone la imposibilidad de personalizar las búsquedas.

Texto: Diego Sosnowski

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal